¿Cómo saber si un niño es autista?

¿Existen señales claras del autismo? ¿Cómo saber si un niño es autista? En la práctica no está tan claro averiguarlo. Aquí te contamos un poco más.

Saber si un niño es autista no siempre es tarea sencilla. Aunque pueden existir algunas señales que indiquen cambios significativos en el comportamiento, estos síntomas solo pueden ser estudiados y diagnosticados por un profesional de la salud. Pese a ello, los padres deben estar atentos a diversas señales que puedan indicar la presencia de este trastorno, el cual afecta el desarrollo infantil. A continuación, vemos más información sobre el autismo, especialmente en lo que se refiere a los principales síntomas y tratamiento. Para dicho tratamiento, en la actualidad hay diferentes avances tecnológicos.

 

Señales indican que un niño es autista

El autismo es un trastorno que afecta el comportamiento y desarrollo de los niños. Generalmente, se hace notable en los primeros meses u años de vida. Otra de las características más destacadas es que no hay un solo tipo de autismo, es decir, hay desde autismos muy leves, casi perceptibles hasta autismos muy severos.

A medida que el autismo es más severo, el niño mostrará más síntomas, especialmente en todo lo relacionado con su capacidad de relacionarse con las demás personas. Es muy importante que los padres estén atentos a las señales, ya que cuanto más temprano sea el diagnóstico será más efectivo el tratamiento y progreso del niño.

Problemas de comunicación

Rutina exagerada

Las personas autistas suelen tener una rutina estricta. Cuando algo o alguien intenta romper dicha rutina, el autista reacciona con un poco de agresividad. Un ejemplo de ello es colocar los zapatos de determinada manera o tocar un único objeto durante todo el día.

Contacto físico

La gran mayoría de las personas con autismo muestran rechazo al contacto físico, no les gusta ser molestados. Además, muestran una conducta que puede ir desde la hiperactividad hasta la pasividad absoluta. Es decir, pueden estarse moviendo de un lugar al otro y de repente quedarse completamente inmóviles observando un punto en su espacio visual.

Sensibilidad

La sensibilidad es otra de las características más destacadas del autismo. Los niños con autismo son extremadamente sensibles a sonidos, tacto y olores. Por ello es natural que se asusten y lloren mucho cuando, por ejemplo, se dispara una alarma o cuando hay mucho ruido.

Estas son tan solo algunas de las señales que pueden definir a un niño que padezca autismo, aunque también pueden deberse a otro tipo de problema, por lo que es fundamental llevar al niño a un especialista en caso de presentar algunos cambios o retrasos en su desarrollo.

 

To Top